El Rincón de Galadras

= PUBLICIDAD =




















Rentabiliza tu sitio!


Mi?rcoles, 01 de octubre de 2008
El caballo es un símbolo complejo y que encierra muchas significaciones, que pueden ser incluso contradictorias. Para cierta culturas su figura es asociada a la imagen de un clarividente que permite al hombre alcanzar aquella que a éste se le escapa.

En países donde la cultura del vudú tiene un gran peso, se piensa que el hombre sufre una metamorfósis que le lleva a convertirse en "el caballos de sus loas". Para otras el caballo es un símbolo negativo, equiparable al del esqueleto con la guañada.

Otras culturas en cambio lo veneran como símbolo de la nobleza, es un pilar fundamental de su vida y suele ser un símbolo muy representativo y buena señal en las predicciones de sus chamanes.

En líneas general, y buena parte de los expertos están de acuerdo en ello, soñar con un caballo sano es buena señal, siempre que no sea negro, en cuyo caso nos está hablando de problemas y tristeza.

Los caballos son indicadores de espíritu apasionado, sexualidad viva y carácter dominante. También pueden indicar la adquisición de un vehículo nuevo, un viaje, un nuevo amor.

Si los caballos que vemos están enfermos, flacos o muertos, es mala suerte, el fin de un amor, debilidad y sexualidad poco activa.

Si lo que hacemos es cabalgar en el corcel, dignifidad y ascenso profesional. Pero si nos caémos, descenso de nuestra popularidad.

Si posee una cola larga, nos indica que disponemos de amigos que nos apoyarán en nuestros proyectos. Si la tiene cortada, esos amigos nos fallarán cuando más los precisemos. Algunos autores interpretan la cola cortada como un signo preocupante, y mucho, para la salud del soñador.

Si el caballo se detiene, nos habla de la aparición de obstáculos en el camino.

Si el caballo es nuestro, pero lo monta otra persona, adulterio.

Si lo que hacemos en el sueño es espolear con fuerza al animal, llegaremos a ocupar una posición de gran autoridad, aunque nos granjearemos el rencor de los que nos rodean.

Si el animal está castrado, acusación, frustración.

Si está cojo, enfermedad de alguien a quien apreciamos. No confundamos esto con otro tipo de enfermedad que pueda tener el caballo.

Cuando vemos al caballo que lo están herrando, tendremos un viaje inminente. Si lo vendemos, perderemos parte de nuestros bienes.

Cuando el que sueña está muy enfermo y lo ve cabalgar por el campo, sufriá un empeoramiento, en cambio, si lo hace por la ciudad, mejorará.

Si lo que vemos es un caballo alado, nuestro inconsciente necesita ir en busca de la espiritualidad.

Si el soñador es un hombre y el sueño es que monta una yegua bien enajezada, se casará pronto con una mujer rica. Por el contrario si es flaca y no posee silla de montar, la joven no tendrá dinero propio.

No debemos olvidar el significado de los colores del caballo, que nos aportarán pistas importantes en la interpretación del sueño:

* Negro: problemas y retrasos, tristeza
* Blanco: buenas nuevas y fortuna
* Bayo: (blanco amarillento), elevación
* Gris: encontraremos trabas
* Alazán: (color canela), dificultades.


Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios