El Rincón de Galadras

= PUBLICIDAD =




















Rentabiliza tu sitio!


Martes, 22 de julio de 2008
Aunque el simbolismo de la piedra es amplio, en términos generales la dureza y el carácter permanente de la piedra han sido motivos suficientes para que se asocie a la resistencia, la perseverancia y la tenacidad.

Oníricamente, las piedras suelen contener significados negativos o relativos a la negatividad de las cualidades de la piedra, en principio positivas, como la tenacidad convertida en obstinación.

Por este motivo, soñar con piedras, de forma general, es indicio de conflictos o problemas que serán más grandes o pequeños en función del tamaño de las mismas.

Ver en sueños una extensión de piedra, estamos siendo excesivamente duros o estériles internamente, claro que si en el sueño se desencadenase una tormenta o esa superficie estuviera mojada por otras causas, significaría que pronto podríamos modificar ese aspecto negativo, consiguiendo dulcificar nuestro carácter.

Ver un terreno cubierto de piedras, somos reticentes al cambio, nos estamos mostrando excesivamente tozudos.

Si caminamos sobre las piedras, deberemos atravesar muchas complicaciones y obstáculos en la vida.

Por último, soñar con una piedra hendida es anuncio de enfermedad o de escisión familiar. Tal vez se trata de la muerte de algo en nuestro interior (personalidad) o exterior, en el trabajo, en la familia o en el terreno sentimental. No es una muerte de ninguna persona, es la muerte de una relación, de un puesto de trabajo,  de un matrimonio, de una amistad...

Otro tema es si esas piedras son preciosas, aquí tenemos todo un mundo, pues debemos analizar el tipo concreto de piedra preciosa, si está sola o si está engarzada en algún tipo de joya. Por este motivo, las piedras preciosas serán protagonistas de varios artículos.

Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios

iba subiedo  un muro de piedra que sostenia   arena  que  ya tenia verdor,  pero sus piedras aunque  perefectamente  encarradas  no eran  seguras para  uno agarrarse de  ellas  para llegar hasta la cuspide, solo servian  para sostener  mis pies  al tratar de treparlas  o al  tratar de quedarme estatico,mas no  al tratar de  llegar a  mi meta que era ese arenal reverdecido, fue asì como cuando trate de  acirme  a la  arena   pegando la  impusalda de agarrarme de una de las piedras que   formaban  parte de ese muro, la  piedra se   safò y  me dio  a entender que todas las piedras de ese  muro de  piedra si las seguia cojiendo, se seguirian despegando, por lo que reflexione sobre esto y  la  jondie  hacia abajo.

Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 26 de diciembre de 2012 | 0:08