El Rincón de Galadras

= PUBLICIDAD =




















Rentabiliza tu sitio!


S?bado, 24 de noviembre de 2007
El ser humano siempre ha querido indagar en la raz?n de ser de los fen?menos de la naturaleza. En los primeros tiempos, el hombre se sent?a impotente frente a las manifestaciones de las fuerzas naturales. Desde esa ?poca, y para protegerse, recurri? a la invocaci?n de fuerzas inexplicables para ?l.

Con el tiempo, el hombre pudo contar con las certezas que le ofrec?a la ciencia. Pero hoy, pese a los asombrosos progresos del conocimiento, una parte enorme de la realidad queda sin poder ser asimilada con la categoria de la racionalidad.

Los talismanes y amuletos se han usado desde las ?pocas m?s remotas de la humanidad. Los hombres le han atribuido a determinados objetos, una irradiaci?n o c?mulo de energ?as que los ayudan a actuar sobre su entorno para beneficio de quien lo lleva.

Muchos les atribuyen a estos objetos la cualidad de concentrar fuerzas sagradas procedentes de su propia naturaleza. La velas ocupan un lugar privilegiado dentro de estos objetos. Su luz nos ayudar?a a canalizar y orientar las energ?as de la naturaleza. A trav?s de ellas podr?amos entrar en contacto con nuestros dioses y santos.

Pero la mejor utilizaci?n de las velas es para favorecer la concentraci?n y la meditaci?n. Son, pues, elementos indispensables en nuestros caminos hacia otras realidades y dimensiones, de la misma manera que pueden ayudarnos en el proceso de autoconocimiento y reflexi?n internas
.
Publicado por sagnasebar @ 23:08  | Conceptos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios