El Rincón de Galadras

= PUBLICIDAD =




















Rentabiliza tu sitio!


S?bado, 01 de diciembre de 2007
Por todo el mundo encontrfamos antiguos sistemas de adivinaci?n. Entre los m?s conocidmos tenermos el tarot, procedente de la Europa medieval con probables or?genes en Egipto y el Pr?ximo Oriente, y el I Ching o Libro de los cambios chino, con sus interpretaciones fuertemente te?idas de confucianismo y tao?smo. Recientemente Ralph H. Blum, en su Libro de las runas, ha introducido ?stas como or?culo contempor?neo; su ?ltimo uso conocido data de la Islancia medieval. Ya sea por voluntad divina o por el inconsciente humano, la disposici?n de cartas especiales o el lanzamiento de monedas o palos de milenrama, han proporcionado respuestas simples o s?mbolos complejos que requieren una explicaci?n: los resultados se tienen por inspirados y prof?ticos.

En las tradiciones occidentales, la adivinaci?n ha tenido un papel parad?jico durante siglos de juda?smo, cristianismo e Islam. A menudo, la magia y la adivinaci?n han estado prohibidas por la ley religiosa, y sin embargo, varios sistemas adivinatorios han sido populares e incluso aprobados en diferentes ?pocas como un medio con el que discernir la voluntad divina.

Entre los antiguos celtas, los hallazgos arqueol?gicos se?alan una temprana fascinaci?n por las visiones y la profec?a. Los cuervos (or?culo 19) pintados por los celtas en las Edades del Bronce y el Hierro en las paredes de una cueva del valle de Camonica (norte de Italia), aparecen en actitud de conversar con los humanos para proporcionarles gu?a y profec?a. A trev?s de toda la historia m?tica y las leyendas irlandesas, los cuervos son siniestros pronosticadores que suelen prever la muerte y la carnicer?a de la batalla que se avecina.

Los peque?os s?mbolos solares (or?culo 63) se enterraban con el difunto como si quisieran ofrecerle la luz, visi?n y extender la profec?a a los reinos situados m?s all? de esta vida terrenal.

El m?s extraordinario ejemplo de adivinaci?n entre los pueblos celtas se encuentra en los escritos de Alexander Carmichael. Durante el siglo XIX, en sus viajes como funcionario por las H?bridas Exteriores y las Tierras Altas de Escocia, recopil? amorosamente las plegarias, canciones y pr?cticas de aldeanos y granjeros. Carmichael observa que la adivinaci?n o augurios se practicaban entre el pueglo, aunque a escondidas de los cl?rigos que se opon?an con ferocidad a tales pr?cticas.

La adivinaci?n trataba de establecer el paradero y el estado de personas o animales ausentes y que no po?d?an ser vistos o localizados con los medios ordinarios.

El don de hacer augurios, como la segunda visi?n o la capacidad de ver los reinos de los fa?r?e, se heredaba, aunque muy a menudo se sab?a que pod?a saltar una generaci?n y pasar a un miembro de la familia y no a otro. Carmichale escribi?:

"El augurio se realiz? el primer lunes del mes lunar e inmediatamente antes de la salida del sol. El augur, que hab?a ayunado y llevaba los pies descalzos y la cabeza descubierta, cerr? los ojos, se dirigi? a la puerta y coloc? una mano en cada jamba. Mentalmente, bendijo al dios de lo invisible para que le mostrara su objetivo y le proporcionara el augurio; entonces el augur abri? los ojos y mir? fijamente al frente. De la naturaleza y posici?n de los objetos que se le aparecieron a la vista, extrajo sus conclusiones.

Los signos son mucho y variados. Por ejemplo un hombre de pie, o un animal que se levantara, indican que la persona objeto de la b?squeda se est? recuperando de la enfermedad que ha padecido... Un hombre yacente significa enfermedad... Un animal que yace indica muerte. Una mujer, en particular rubia, casta?a o morena, es de buen augurio, y una mujer de pie, muy buen augurio... Un gallo que mira al augur es excelente. Un p?jaro que se aproxima significa noticias... Gallinas sn un gallo... especialmente si se acercan... son peligrosas. Pero a?n pero es el cuervo, sobre todo si se acerca: es un signo de muerte."


De acuerdo con las tradiciones recogidas por Carmichael, los augurios se dedicaban a la Virgen Mar?a o a santa Br?gida (tambi?n conocida como la Novia, en ingl?s Bride; un vestigio de la diosa Brigit, or?culo 7). Cuando no encontr? por ninguna parte al joven Jes?s, Mar?a realiz? un augurio haciendo un tubo con las palmas de las manos; al mirar a trav?s de ellas vio a Jes?s en el templo discutiendo con los ancianos. Cuando Jes?s volvi? a encontrarse ausente, Mar?a pidio a Br?gida que le hiciera un augurio para encontrarlo. Al igual que Maria anteriormente, Br?gida hizo un tubo con las manos y al mirar vio a Jes?s sentado al lado de un pozo. Por lo tanto, la adivinaci?n era conocida en la antigua Escocia como el Augurio de Mar?a o el Augurio de Br?gida.

Publicado por sagnasebar @ 21:51  | Hermetismo
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios