El Rincón de Galadras

= PUBLICIDAD =




















Rentabiliza tu sitio!


Mi?rcoles, 28 de noviembre de 2007
Hola amigos,

Lo que os voy a contar, fue algo que me paso hace unos a?os. Acababa de empezar a introducirme en estos mundos inquietantes e intrigantes de la parapsicolog?a y lo paranormal.

Entonces resid?a en madrid y me encontraba circulando por la M-40, cuando todav?a no estaba concluida y solo estaban abiertos ciertos tramos.

Iba de regreso a casa, despu?s de un d?a de trabajo, con ganas de llegar, escuchando mi m?sica preferida a un volumen la verdad que alto.

De repente, empec? a notar como se me erizaban los pelos de todo el cuerpo, comenzando en la nuca. Un escalofr?o recorrio todo mi ser y empec? a notar una extra?a sensaci?n.

A pesar de ir circulando a la velocidad normal en una autov?a, sent? una necesidad imperiosa de mirar por el espejo retrovisor, pero no para ver los coches detr?s m?o, no, necesitaba ver todo el asiento trasero, notaba que ah? hab?a alguien.

Mir?, y hacia la derecha, le vi. Un hombre de unos 50 a?os, bastante calvo, con camisa de le?ador y un plumas de estos sin mangas, un poco barrig?n, pero con cara de bonach?n, aunque su expresi?n era terror?fica.

Me estremec? de pies a cabeza.

Bruscamente volv? la mirada a la calzada, pero segu?a notando esa presencia.

Estupefacto, no pude evitar volver la cabeza para cerciorarme....

NO HABIA NADIE

Respir? ligeramente aliviado, era lo normal, no pod?a haber nadie en el asiento trasero.

Pero en ese momento, empez? a entrar en mi mente una pregunta, martilleante, insistente, penetrante...

"?Que ha pasado?"

Y otra...

"?D?nde estoy, que me estan haciendo?"

Y con un llanto terrible...

"Tengo tres hijas, ?que va a ser de ellas?"

No pude evitar preguntarme mentalmente que estaba ocurriendo, entre un sinfin de escalofr?os.

Sorprendentemente, recib? una respuesta...

"Creo que he tenido un accidente con el cami?n... Estoy muerto...?Que va a ser de mis hijitas?"

El alma no me cab?a en el cuerpo, fue como si quisiera salir de mi, proyectarse a un mundo no visible y ayudar y calmar a ese hombre que esta sufriendo lo indecible.

Sin saber por qu?, comenc? a explicarle que sus hijas no estar?an solas, que el podr?a seguir con ellas, protegi?ndolas, cuid?ndolas, pero de una forma diferente. Desde un mundo donde no hay barreras y se ampl?an los horizontes del conocimiento.

Curiosamente, esa inquietud que sent?a, esa desesperaci?n que no hab?a dejado de sentir, se fue atenuando.

De repente...

El coraz?n casi se me escapa por la boca...

Al salir de una curva a la izquierda... unos metros mas adelante, en una salida de la M-40...

Hab?a un cami?n volcado, con toda su mercanc?a desparramada por doquier...

Ambulancias, polic?as, coches... un ajetreo apabu?ante...

Y en el suelo... a uno metros del cami?n...

El cuerpo de un hombre gordito, sobresaliendo un brazo con una camisa de le?ador...

Tapado con esa manta que llevan las ambulancias.

Hab?a muerto.

Al pasar de largo, lo ?ltimo que sent?... muy profundamente en mi coraz?n...

Una palabra...

"Gracias"

Publicado por sagnasebar @ 11:21  | Historias y cuentos
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Que historia mas sobrecogedora y triste.Siempre he oido decir que cuando el corazon se para el cerebro y los sentidos aun tardan en apagarse como 30 min mas ?seria en ese tiempo que nos pudieramos proyectar en otras personas mas aun cuando se ha tenido una muerte violenta o traumatica?
Se me ponen los pelos de punta al pensar en la angustia de este hombre o de cualquier otra persona que al momento de su muerte sabe que deja a su familia en mala situacion.
Muchas gracias por la historia,un saludo
Publicado por carmendmh
Viernes, 14 de diciembre de 2007 | 10:04